CARTA AL DIRECTOR: RELACIONES CON LAS ASOCIACIONES

Comunicados de la Asociación para difusion y conocimiento general

Moderador: Administrador

Cerrado
Avatar de Usuario
Union de Oficiales
Asociación
Asociación
Mensajes: 1199
Registrado: 24 Feb 2008, 15:01

CARTA AL DIRECTOR: RELACIONES CON LAS ASOCIACIONES

Mensaje por Union de Oficiales »

Francisco García Ruiz
Presidente de la Unión de Oficiales

Madrid, 13 de julio de 2015

Excmo. Señor D. ARSENIO FERNÁNDEZ DE MESA

Director General de la Guardia Civil

Sr. Director

Pese a que V.E., habla en sus discursos de la normalización de las relaciones con las asociaciones profesionales debo decirle que la realidad dista mucho de esa deseable situación. Todos somos conscientes de lo difícil que resulta probar las situaciones de acoso, pues éstas no se realizan de forma pública y fácil de detectar. Al contrario, se trata de comportamientos sutiles, continuados, la mayoría de las veces al margen de cualquier testigo que lo pudiera acreditar.

Es lamentable que alguien que solo pretende conseguir mejoras para sus compañeros, y que actúa con pleno respeto al ordenamiento jurídico, acabe sufriendo perjuicios personales y profesionales por la mera pertenencia a una asociación o por su actividad como representante, en contra de lo que previene la Ley de Derechos de Deberes de los miembros de la Guardia Civil.

Como decía en párrafos anteriores, no es fácil acreditar esos perjuicios derivados de la condición de representantes, si bien hoy puedo mostrarle el ejemplo del delegado de la Unión de Oficiales en Tenerife que ha acabado solicitándonos asistencia jurídica para la defensa de sus intereses profesionales.

El delegado de la Unión de Oficiales fue evaluado conforme a la normativa en vigor por su calificador, y el superior al calificador, en virtud de sus potestades, ha rebajado la nota de calificación con unos argumentos que no dejan de ser llamativos por no decir alarmantes y que figuran en el informe de evaluación para el que se nos ha solicitado asistencia:

- El calificado fácilmente traslada temas de servicio hacia cuestiones que como miembro de asociación profesional, le llevan a plantear debates sobre la política de la DGGC en ciertas materias, aun tratándose de asuntos que afectan exclusivamente a la propia Comandancia, percibiéndose cierto recelo y actitud reivindicativa en cuanto asuntos del servicio se refiere.

- El calificado ha manifestado abiertamente su oposición a la permanente localización (Descanso Semanal, Oficial de Servicio) si bien no se han dado situaciones de no disponibilidad reseñables.

- En base a las apreciaciones reflejadas en la evaluación de las competencias de carácter profesional. Se considera excesiva la calificación realizada por el calificador, toda vez que puntúa 8 en prácticamente la totalidad de apartados.

Llamativa resulta la perspicacia de este mando para detectar “cierto recelo y actitud reivindicativa” respecto del representante de una asociación profesional pues no podríamos entender un representante que no se empeñase en defender y reivindicar mejoras para los guardias civiles, salvo que la Dirección General pretenda representantes maniquíes.

No podemos dejar de sorprendernos con que también sea motivo para rebajarle la nota que “El calificado ha manifestado abiertamente su oposición a la permanente localización (Descanso Semanal, Oficial de Servicio) si bien no se han dado situaciones de no disponibilidad reseñables”. Eso mismo lo han oído decir docenas de veces en el propio Consejo de la Guardia Civil, que un mando tiene derecho a descansar y que ya está bien de “tarifa plana”. De hecho esa situación se ha consolidado en la nueva Orden General de Jornada donde se han creado mecanismos como la prestación combinada para atender esas situaciones que requieren disponibilidad. Por tanto no deja de ser alarmante que a nuestro representante se le rebaje la nota por haber defendido lo que hoy dice la Orden General y que hemos expresado hasta la saciedad.

Es lamentable que un representante de la Unión de Oficiales tenga que ser reprochado y rebajada su calificación por su actitud reivindicativa y que no exista pudor alguno a dejar constancia de que eso justifica que se deba rebajar la nota al representante de una asociación.

Pocos comentarios caben hacer sino mostrar nuestra decepción como Asociación representativa. No, Sr. Director, no están normalizadas las relaciones con las asociaciones salvo que se considere que lo normal sea callar, soportar y no hacer nada para defender los intereses profesionales. Mal puede funcionar el aparato asociativo si los representantes de los guardias civiles sufren prejuicios profesionales y personales por su actividad al frente las asociaciones y sus delegaciones territoriales.

Conste que no es nuestra intención causar perjuicio a nadie (y muestra es que ni tan siquiera hemos ofrecido el nombre del mando que rebaja la nota) pero lamentablemente no podemos callar ante una situación que nos parece bochornosa, lamentable, vergonzante, y tenemos que ponerlas de manifiesto por ser significativas de lo que están viviendo algunos representantes (afortunadamente no todos) de las asociaciones, en este caso de la Unión de Oficiales (UO). Estas situaciones, pese a lo que algunos pudieran pensar, no perjudican solo al o los representantes afectados, o a las asociaciones, pues al final acaban perjudicando a la propia Guardia Civil al trasmitir una imagen antidemocrática, retrógrada y de resistencia a aceptar los mecanismos de participación y representación que se acordaron en la Ley Orgánica de 2007.

Sin otro particular quedo a la disposición de V.E.
Union de Oficiales Guardia Civil
info@unionoficiales.org

Cerrado