SEXO ¿GRATIS?

Asuntos que no son de interés general ni objeto de debate... UN POCO DE TODO

Moderador: Administrador

jeronimo
Capitan
Capitan
Mensajes: 432
Registrado: 03 Nov 2006, 02:00

SEXO ¿GRATIS?

Mensaje por jeronimo »

El ambiente de la habitación, de lo más sensual. Quizá excesivamente cargada para mi gusto, pero no había que restarle gusto por la decoración. Muebles, colores, olores y sonido en perfecta armonía. La música de fondo se oía lejana pero nítida en los bafles de diferentes tamaños colocados estratégicamente en toda la estancia. Cercana a la chimenea, una televisión de plasma de 50 pulgadas de la que partían todos los cables de equipo de música de última generación de la misma marca que el televisor. Música relajante acorde con todo el ambiente. Conectó el aparato e introdujo el cd de relax music meditation y con el mando a distancia enchufó el televisor. Bonita música y bonitas imágenes.

Seguro que acababa de bañarse cuando me recibió. Olía a perfume que pude identificar como haya oil por las sensaciones que pude meterme por las fosas nasales. El pelo cuasi seco y la fina bata de seda de color blanco azulado asemejando a las de las geishas japonesas semiabierta dejando entrever unos muslos perfectamente redondeados y ligeramente durosn al andar. Casi seguro que el gimnasio era obligado para ella. Más que ver, se adivinaba el pubis finamente moldeado en el centro de su cuerpo perfecto a todas luces. Dado el calor que emitía la chimenea y la gruesa moqueta que circundaba toda la habitación, andaba descalza. Los perfectos pies acabados en unas uñas cortadas estaban acorde con las de las manos, color rojo intenso. Su vientre igualmente se adivinaba totalmente liso, liso al completo. La dieta que llevara quizá fuera la vegetariana ya que la grasa no tenía cabida. Los pechos erguidos y el tamaño, para mí, perfecto, ni grandes ni pequeños, justo para posar las manos sobre ellos y poder abarcarlos sin dificultad.

.- Túmbate.

Sobre la moqueta y a unos dos metros de la chimenea que escupía el calor justo, unos 23º-25º, me acomodé desnudo boca arriba sobre una piel de tigre. Bajó la intensidad de la luz llegando a ser agradable y en ese momento empezaba el baile para mí. Cerré los ojos y simplemente me dejé llevar, dejando atrás las preocupaciones profesionales, los despachos y el ajetreo diario, las operaciones y los jefes y la madre que parió a panete. Me centré en lo que iba a venir y ciertamente esperaba que fuera delicioso y realmente lo fue. Abrí los ojos y la vi sentada al lado de mi cuerpo desnudo; se había quitado la bata y estaba como Dios la trajo al mundo. En principio lo que más me llamó la atención fueron sus pezones. Negra su aureola y sus pechos pindios como la cuesta de diciembre, de enero y del resto del año que nos espera. Su cabellera, negra como la aureola de los pezones y como su pubis. Éste, perfectamente triangulado de color brillante y con la espesura justa.

Tenía a su vera en una caja diversos aceites y extractos. Pilló una crema hidratante para pies. Kinefis para ser más exacto y comenzó echándose unas gotas en las manos que comenzó a masajear para que el líquido estuviera calentito y empezó por el talón derecho pasando más tarde a la planta del pie para terminar con todos los dedos, uno a uno. Meter las manos en la oquedad de la planta del pie fue ver el cielo. Qué manos y qué mujer. Vi las estrellas. La reflexología, en su punto. Pasó al otro pie y la sensación, la misma. A continuación subió por las piernas, cambió el aceite por un extracto de árnica y estuvo masajeando todos los muslos por su exterior.

.- Ponte ahora boca abajo.

Me di la vuelta y los muslos fueron cogidos desde los pies hacia arriba, haciendo especial hincapié en la parte trasera de las rodillas, ahí ahondó durante un buen rato. Esta mujer era la pera haciendo masajes. Presionaba lo justo para dejar en todo mi cuerpo una sensación de placer, de bienestar, una relajación que nunca hasta el momento había sentido. En las nalgas hizo una parada especial. Limpió con una toallita habilitada a tal efecto y dejó la zona totalmente inmaculada de extractos y aceites. Amasó la carne de los glúteos con sus manos limpias y a continuación lamió con la lengua. Nada que ver con la de los gatos o leonas, nada áspera, se deslizaba como si tuviera vida sola, como si no formara parte de su cuerpo. Arriba y abajo la saliva. Uff que sensación. Se levantó y se sentó al lado de mi cabeza. Allí pude ver con detalle sus piernas abiertas y lo que ellas escondían, sin complejos ni tabúes. Icé la mano derecha hacia la abertura abierta para masajear esta vez yo con el dedo, pero femeninamente me lo impidió, una sonrisa y una doble negativa cariñosa moviendo la cabeza de izquierda a derecha. Todavía no era el momento. Bueno, pensé para mí, tocar no, pero ver sí. Y lo que vi fue excitación por su parte, más bien por parte de su sexo pero me encontraba ante una profesional de su trabajo y supo contenerse. Perfectamente definidos los labios, ambos de abajo y sendos de arriba, y lo que más me llamó la atención fue el clítoris. Rojo bermellón tirando a negro y encima grande, amplio y bien colgado. Perfecto.

Pilló de nuevo de la caja aceite de romero y comenzó por la nuca, bajando paulatina y muy lentamente desde los hombros hacia la espalda en un masaje descontracturante bestial. Allí dejó descansar las manos y el masaje pasó a hacerlo con los pechos. Tuve que elevar al culo ya que me hacía daño en la parte apoyada sobre la piel de tigre. Tendría que resistir y ser paciente. Como un español más. La cabrita sabía hacer su trabajo. Cogió uno de los brazos y comenzando por el hombro, pasó a los antebrazos y terminó en las manos, allí perdió bastante tiempo masajeando los dedos pero mereció la pena, quedando ambos brazos y sus terminaciones relajados como un bebé tras el baño.

.- Ponte boca arriba.

Así lo hice mientras mi excitación iba en aumento. Pero tenía que resistir, no podía tirar la toalla cuando quedaba, o yo creía que quedaba, lo mejor por llegar. Me cerró las piernas y se sentó sobre ellas, en concreto sobre la parte superior de los muslos. De nuevo acudió a la caja y se hizo con otro de los frascos. Aceite de sándalo. Se lo echó en las manos y a continuación lo expandió por sus finos antebrazos. Los apoyó sobre mi estómago y con ellos masajeó el pecho, el vientre y bajó hasta las ingles sin tocarme el sexo, rozándolo hábilmente con los brazos pero sin palpar con las manos. Dejó las manos y los antebrazos y volvió con los senos igualmente pringados por la parte superior de mi cuerpo. Andaba a cien pero no podía terminar ahora, esperaba más de ella y ella no falló. Cogió lo más sagrado que tenemos los hombres, aparte de la inteligencia, y allí no efectuó masaje. Empezó pellizcando suavemente los genitales para pasar a acariciar con las manos lentamente, sin prisas.

.- Estás bien dotado.

En ese aspecto, la verdad que mentirosa no era. Dejó los pellizcos y caricias y se empleó con la presión. Presión en su justa medida. De abajo a arriba. Con una mano presionaba y con la otra acariciaba la zona del escroto y yo, ingenuo de mi, apunto de estallar, me puse a pensar en el Madrid para que se me fueran los buenos pensamientos. A tantos puntos, la liga está casi imposible. La derecha seguía presionando y la izquierda la deslizó a la zona anal donde introdujo uno de sus dedos, por el tacto adiviné que el pequeñito. He de reconocer que profesionalmente estoy acostumbrado pero, por dicha parte, sexualmente continúo virgen. Con el dedo metido y la presión ejercida no vi el cielo, vi el firmamento pero sin querubines. Que gozada. Ella buscaba nuestro, el de los hombres, punto g y desde luego que dio con él.

Lentamente pero sin pausa, la siguiente protagonista fue la boca. Se introdujo el glande, que, hablando de la judicialmente mal acabada operación emperador, era bastante glande, y lo sacó para acariciarlo y posteriormente besarlo. La lengua fue haciendo su labor, lamiendo alrededor del meato urinario e introduciéndoselo libidinosamente a tramos en su cavidad bucal. Subía y bajaba despacio la piel con la mano derecha a la vez que lo succionaba con sus labios carnosos mientras la izquierda se volvió a desplazar hacia la zona del esfínter anal externo metiendo esta vez el dedo índice hasta de nuevo alcanzar el punto g. Hice ademán de llevar la mano hacia el interior de sus muslos pero de nuevo me lo impidió. Mandan en casa, mandan en la cama y mandan en el tema de la mal llamada violencia de género. ¿Dónde no mandan?.

Pudo adivinar que estaba a punto de estallar así que primero aminoró la presión y luego oprimió hasta casi hacerme un ligero daño y descansó durante unos segundos. Descabalgó y se acercó al mueble bar donde cogió una cajetilla de tabaco y un mechero de oro. Pude verla de espaldas y tenía un cuerpo majestuoso. Culo redondeado y unas caderas acordes con todo el cuerpo, piernas largas y bien torneadas, la espalda recta y la cabellera cayendo cual cascada del Ángel. Aunque esa vendrá sin tardar. ¿Qué, que no?. Veremos.

.- ¿Fumas?.

.- Adelante, dame uno.

Fumaba la misma marca que yo. Colocó el cenicero a la altura de la cabeza de ambos y encendió sendos pitillos a la vez, pasándome uno y los dos aspiramos como posesos, chupamos como si fuéramos políticos sin distinción de partido. Ella notó que aquello iba a menos así que ni corta ni perezosa me besó. En la boca. Dulce como la miel, la lengua jugueteaba con mis dientes y con la mía, penetrándola hasta casi llegar a la campanilla y ello me obligaba otra vez a pensar para no estallar. Pensé en el honorable 3 y 4. Por ciento de lo que se lo llevan a Suiza por la cara. Pero eso puede desestabilizar a cualquiera así que me metí de nuevo en el papel. La intuición femenina es la intuición femenina. No quería ella que bajase la guardia y apagamos los cigarros en el cenicero que fue vaciado en la chimenea. Se puso de rodillas frente a mi cabeza, se agachó y deslizó su cuerpo frotándome con su pecho por el mío hasta llegar al fruto prohibido. Y así pasamos del 3 y 4 al más 6 y 9. Parece una guarrada, pero qué rico sabe. Qué coño, por probarlo una vez que no quede.

Ciertamente que lo pillé con ganas. Abrí un poco más aquello que ya estaba abierto y lo lamí con ganas, con avidez. Pero me parecía poco así que ni corto ni perezoso lo chupé, viéndome a mi mismo como un camello cuando mastica unas briznas de paja. Ella tampoco perdió el tiempo. Continuó con las manos arriba y abajo y a la vez, cosa extraña, succionaba, aspiraba como lo hizo momentos antes con el cigarro pero esta vez sin humo. Aparté de nuevo la mata de pelo y me dispuse a oler. Que olor tan agradable le salía por ambos orificios. Quizá la ducha hizo su efecto antes de yo llegar. Metí la lengua hasta el fondo y ella lo acusó dando un pequeño respingo y alzando las nalgas, señal que la gustaba o al menos así lo entendí. Generalmente con las profesionales nunca se sabe como acertar. Lo mismo te dicen que si resultando que es no y al revés, te cuentan unas cosas para acabar haciendo lo contrario, fingir, y no sólo orgasmos, se ha puesto de moda, aunque yo creo que no fue simulado. El respingo.

Estaba a gusto en esa posición, pero el hombre es hombre y cuando se pone burro no hay Dios que lo pare, o dicho de otra manera y siendo finos, pene duro no creé en Dios, mi intención era no acabar así, tenía que penetrarla y yo esperaba que ella estuviera de acuerdo. Lo estuvo sin tener que decirla nada; se levantó un poco y medio reptando trasladó su sexo al mío sin cambiar de posición, dejando una estela similar a la de los caracoles por todo el pecho y vientre, momento que aproveché para quitarme un par de pelillos que tenía en la comisura de los labios; arrastró sus nalgas por mi cuerpo hasta acoplarse encima de mí frotando sexo contra sexo, se echó ligeramente hacia atrás y volvió a utilizar las manos masajeando lo que estaba a punto de explosionar. Sin avisarme, se lo introdujo y puedo afirmar que aparte de excesivamente lubricado se encontraba cálido, no tuve que empujar, entró solita la jodía. Pausadamente elevó las caderas y volvió a bajarlas repetidamente. Suave, sin apabullar, sin prisa pero rítmicamente con una cadencia de reloj suizo.

Iba a reventar pero ella, conocedora de su trabajo, paró de repente y me cortó el vacilón, las profesionales es lo que tienen, saben marcar bien los tiempos. Se levantó y de la caja cogió un tubo, pude en la distancia ver que era de vaselina, y roció su dedo índice, acto seguido untó generosamente su esfínter anal y se puso a cuatro patas.

.- Tu turno.

¿Mi turno?. Mecagüen la puta. Mi turno era desde que entré. Fue majestuoso tenerla frente a mí, de rodillas y con aquel espectáculo visual, la música ambiental, el calorcito en todos los sentidos, el olor de la habitación y el olor a sexo de ambos. Aquellas nalgas protuberantes, aquel sexo abierto en ambas vertientes, ese cuerpo en pompa todo para mí. Me levanté y el glan glande atacó por la retaguardia. Suspiró de gusto o de dolor, no pude adivinar de cual de los dos. Fui bombeando de forma pausada y a cada envite los ojos se me ponían como chiribitas. Apoyé las manos fuertemente sobre sus anchas caderas y empujé y empujé, ella advirtió mi excitación y reculó no permitiéndome seguir, me obligó a parar los empujones. Deshizo el camino, se dio la vuelta y de nuevo sacó la lengua a pasear mientras su mano derecha se deslizó hacia su pubis metiéndose en dedo hasta el fondo, lo sacó y frotó lo que la lengua lamía. Aquella imagen del dedo dentro, luego fuera y más tarde sobre el glan glande hizo que reventara. Se lo esperaba pero no la dio tiempo a retirarse. El primer chorrete le atizó en el ojo derecho lo que nos llevó a reírnos a los dos a mandíbula batiente, los siguientes inundaron su cara bajando por el cuello y deslizándose lentamente hasta los pechos bajando por el estómago y terminando diluyéndose en la entrada a su sexo donde la mata hizo de cortafuegos.

Echamos otro cigarrillo y nos duchamos juntos. Me vestí y eché mano a la cartera para pagar.

.- ¿Cuánto?

.- Hoy gratis Jerónimo.

.- ¿Cómo así?.

.- Bastante tienes con la bajada del sueldo amén de la extra.

.- Gracias niña, no lo olvidaré. ¿Nos vemos el viernes?

.- Imposible. Tengo consejo de Ministros.

mcmanaman
Teniente
Teniente
Mensajes: 44
Registrado: 09 Mar 2008, 12:26

Re: SEXO ¿GRATIS?

Mensaje por mcmanaman »

Sin ninguna duda, este relato debe ser calificado inmediatamente con la triple x. !Qué barbaridad Señor!

Avatar de Usuario
depeche
Coronel
Coronel
Mensajes: 6243
Registrado: 21 Nov 2005, 02:00
Ubicación: en primera linea luchando contra los tiranos y sus bufones

Re: SEXO ¿GRATIS?

Mensaje por depeche »

jero, me has puesto hasta cachondo jodio, sobre todo sabiendo al final quien era ella :lol:

saludos.
"Rebelarse es el más sagrado de los derechos y el deber más indispensable." Marquis de La Fayette.



"EL unico simbolo de superioridad que conozco, es la bondad"

jeronimo
Capitan
Capitan
Mensajes: 432
Registrado: 03 Nov 2006, 02:00

Re: SEXO ¿GRATIS?

Mensaje por jeronimo »

[quote user="mcmanaman" post="108149"]Sin ninguna duda, este relato debe ser calificado inmediatamente con la triple x. !Qué barbaridad Señor![/quote]


Dejémoslo Mac en doble X, no sea que venga Standard & Poor´s (Estandar and pur) y nos lo rebaje a bono basura.

Pd: ¿Es difícil mover el ratón con la mano izquierda?.

Un saludo Mac.

jeronimo
Capitan
Capitan
Mensajes: 432
Registrado: 03 Nov 2006, 02:00

Re: SEXO ¿GRATIS?

Mensaje por jeronimo »

[quote user="depeche" post="108150"]jero, me has puesto hasta cachondo jodio, sobre todo sabiendo al final quien era ella :lol:

saludos.[/quote]



Habrá que bajarte un poco la líbido Depeche. O subírtela más, no sé.



Echamos otro cigarrillo y nos duchamos juntos. Me vestí y eché mano a la cartera para pagar.

.- ¿Cuánto?

.- Hoy gratis Jerónimo.

.- ¿Cómo así?.

.- Bastante tienes con la bajada del sueldo amén de la extra.

.- Gracias niña, no lo olvidaré. ¿Nos vemos el viernes?

.- Imposible. Tengo reunión en la comisión ejecutiva federal.

.- ¿Y qué tienes pensado votar?.

.- Votaré por una España federal.


_____



Echamos otro cigarrillo y nos duchamos juntos. Me vestí y eché mano a la cartera para pagar.

.- ¿Cuánto?

.- Hoy gratis Jerónimo.

.- ¿Cómo así?.

.- Bastante tienes con la bajada del sueldo amén de la extra.

.- Gracias niña, no lo olvidaré. ¿Nos vemos el viernes?

.- Imposible. Hemos quedado para discutir las nuevas reformas de la ley de trabajo en la sede del sindicato.


___________


Entre pitos y flautas, me he fumado tres cigarrillos. Y alguno de los alumnos que en brevé conseguirán la deseada estrella
¿fuman en la soledad nocturna de la habitación, a la ténue luz de la lámpara?.


Saludos Depeche.

Charro44
Teniente
Teniente
Mensajes: 61
Registrado: 04 May 2005, 02:00

Re: SEXO ¿GRATIS?

Mensaje por Charro44 »

Jerónimo: Eres un fenómeno. Consigues engancharme con cualquiera de tus relatos, pero tengo que reconocer
que con este te has superado de lo que he leído de ti hasta ahora.
Por favor, sigue escribiendo y deleitándonos con tus escritos.
Como optes al premio "La sonrisa vertical", con estos relatos te lo llevas, jejejeje.

Un abrazo y Felices Fiestas.

charlin
Alferez
Alferez
Mensajes: 11
Registrado: 23 Oct 2008, 16:37

Re: SEXO ¿GRATIS?

Mensaje por charlin »

Jerónimo, lo del chorrete en el ojo más que hacer reir, jode bastante...jejeje, te lo digo por experiencia personal con alguna que otra amiga...

jeronimo
Capitan
Capitan
Mensajes: 432
Registrado: 03 Nov 2006, 02:00

Re: SEXO ¿GRATIS?

Mensaje por jeronimo »

[quote user="charlin" post="108169"]Jerónimo, lo del chorrete en el ojo más que hacer reir, jode bastante...jejeje, te lo digo por experiencia personal con alguna que otra amiga...[/quote]

¿Eres tu el del parche en el ojo?.

!!! Qué callao te lo tenías pillín !!!

Saludos Charlín.

Piratabcn
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 1306
Registrado: 15 Nov 2005, 02:00
Ubicación: ¡¡¡ NO A LA RETENCIÓN Y BAJADA DE SUELDO A FUNCIONARIOS !!!

Re: SEXO ¿GRATIS?

Mensaje por Piratabcn »

Para variar, como siempre, simplemente...¡¡¡Genial!!!, alegras las fiestas a cualquiera.
Por cierto envíame tu correo que me devuelven todo lo que te envío.
¿O quizá me has eliminado?...espero que no amigo ...¡¡¡Felices Fiestas compañero!!!
¡¡¡UNIDAD DE ACCIÓN DE TODAS LAS ASOCIACIONES DEL CUERPO!!!

Avatar de Usuario
depeche
Coronel
Coronel
Mensajes: 6243
Registrado: 21 Nov 2005, 02:00
Ubicación: en primera linea luchando contra los tiranos y sus bufones

Re: SEXO ¿GRATIS?

Mensaje por depeche »

le tengo dicho que mande sus relatos a algun periodico, pirata, pero nada mira que no me hace caso, mira tu la mujer del del psoe ese, que se ha forrado escribiendo chorradas, con jero nos forrariamos aun mas, pero no quiere que le represente jajaja, y eso que tengo contactos en el mundo :lol:

saludos.
"Rebelarse es el más sagrado de los derechos y el deber más indispensable." Marquis de La Fayette.



"EL unico simbolo de superioridad que conozco, es la bondad"

Responder